Consultores de inmigración y notarios

Si está buscando ayuda con un problema de inmigración y quiere contratar a un consultor de inmigración en lugar de un abogado, es importante que comprenda lo que puede hacer, y lo que no puede hacer, un consultor de inmigración.

Los consultores de inmigración son personas que pueden ayudar a los consumidores a llenar documentos y traducir y presentar formularios a las agencias gubernamentales. En California, los consultores de inmigración no le pueden dar consejos legales y no pueden representarlo en la corte de inmigración. Los abogados o representantes acreditados deben estar registrados con la Oficina Ejecutiva para la Revisión de Casos de Inmigración (Executive Office of Immigration Review) antes de poder comparecer ante la corte de inmigración.

Sin embargo, en algunas comunidades latinas, los consultores de inmigración a menudo publican sus servicios como "notarios públicos", que en inglés se dice "notaries public."  Este título puede confundir a los consumidores porque en algunos países los "notarios" tienen una capacitación parecida a los abogados y pueden realizar servicios legales.

Sin embargo, los notarios públicos en California no son abogados. En algunas comunidades los “notarios” se aprovechan de esta confusión para exigir cuotas por servicios que no tienen el derecho legal de ofrecen, y en el proceso estafan grandes cantidades de dinero de los consumidores.

Si quiere contratar a un consultor de inmigración, estos son algunos consejos para evitar el fraude:

Obtenga referencias. No contrate un consultor de inmigración basándose solamente en una publicidad, un listado en el directorio telefónico o la recomendación de un amigo. Consulte con grupos comunitarios o abogados que se especializan en derecho de inmigración para obtener el nombre de un consultor de inmigración reputado. Si sus referencias le informan que personas han perdido dinero o pagado al consultor de inmigración sin volver a tener noticias suyas, busque a otro consultor de inmigración.

Verifique los antecedentes del consultor de inmigración. Una vez que tenga el nombre de un consultor de inmigración, podrá verificar fácilmente si están registrados en California.  La ley exige que los consultores de inmigración se registren y  presenten una caución de $50,000 con el Secretario de Estado. Cualquier persona puede consultar el estado de la caución de un consultor de inmigración en línea, en http://www.sos.ca.gov/business/sf/bond_search/ o llamando al 916-653-3984. Si no puede encontrar la caución del consultor, es posible que no sea reputado.

Haga preguntas. Verifique que el consultor de inmigración pueda proporcionar los servicios prometidos. Algunos consultores dicen que pueden encargarse de ciertos problemas de inmigración, como por ejemplo la presentación de una solicitud de asilo. Pero un consultor de inmigración solo puede realizar servicios limitados, como por ejemplo traducir sus documentos, ayudarle a llenar formularios e incluso presentarlos ante la agencia federal.

Tenga cuidado si quieren cobrarle por los formularios o requieren que les pague antes de realizar el trabajo prometido. Por ejemplo, puede descargar la mayoría de los formularios de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (U.S. Citizenship and Immigration Services o USCIS) sin cargo. Los consultores de inmigración también pueden engañarlo cobrándole cuotas adicionales porque dicen conocen a alguien en el USCIS que puede procesar sus documentos rápidamente.

No firme nunca un documento en blanco o un formulario con información falsa. Si un consultor de inmigración le pide que haga esto, pida que le devuelva sus documentos y encuentre otro consultor de inmigración.

Obtenga un contrato.  Si decide contratar a un consultor de inmigración, haga un contrato por escrito. El contrato debe decir lo que hará el consultor, las cuotas que puede tener que pagar y otros gastos. Debe estar escrito en inglés y en su idioma nativo.  Si cambia de idea en las primeras 72 horas, puede cancelar el contrato y le deben devolver todo su dinero. También puede cancelar su contrato en cualquier momento después de las primeras 72 horas. No se olvide de cancelar el contrato por escrito.

Guarde sus documentos originales y haga copias de los documentos que le entregue al consultor de inmigración. Esto incluye recibos, contratos, formularios gubernamentales, declaraciones y registros financieros.

Presente una queja. No tenga miedo de quejarse, los agentes de la ley investigarán su queja sin importar su situación de inmigración. Si tiene un problema con un consultor de inmigración puede informar a la oficina del Procurador General de California por teléfono o llenando un formulario de queja en línea:

California Department of Justice (Departamento de Justicia de California)
Oficina de Ayuda a los Inmigrantes
888-587-0557

También puede presentar una queja en la oficina del fiscal de su zona.

Para obtener más información sobre el fraude contra los inmigrantes y sus familias, lea una alerta al consumidor emitido por el Procurador General de California Kamala Harris.

Obtenga Ayuda Legal

Servicios de referencia de abogados
866-44-CA-LAW
(llamada gratuita en California)
415-538-2250
(afuera de California)

Ayuda legal gratuita o de bajo costo
LawHelpCalifornia.org


Folletos educativos de La Barra de Abogados